Traductor

domingo, 21 de octubre de 2018

PENYA MIGJORN Y SILLA DEL CID



PENYA DEL MIGJORN   (Un turrón calcáreo)

Un fin de semana senderista por delante, vamos a ver que se cuece en la meteo; por el norte no va a ser, hacia el este tampoco; veamos el sur, bingo! para allá nos vamos. Después de barajar otras atrayentes montañas, nos decantamos por estas dos: la Penya Migjorn y La Silla del Cid, dos reputadas montañas que tienen una fisiografía en común, largas fachadas de paredones calizos. Planificadas las dos excursiones, ponemos rumbo hacia las sierras alicantinas.

La Penya Migjorn, es una excepcional atalaya que se eleva a 1.226 m. formando parte ineludible del paisaje xixonenco. Pareciese como un buque varado por encima de los campos de almendro y su áspera fachada tiene el símil con otras montañas alicantinas.Subiríamos por el sendero marcado como PR-CV 212.
El castillo de Xixona, es el punto de inicio para esta sencilla excursión. Allí encontraremos las inconfundibles marcas de P.R. que nos llevan a una inmediata carretera (poste señalizador). En este primer tramo de ruta, circularemos por anchos caminos y una porción de asfalto, lo que hace carecer de interés estos primeros kilómetros, solo la visión permanente de la Penya ameniza la marcha.
Llegamos a un punto donde el asfalto termina; el Mas de Colut y seguimos por una pista que va aumentando su desnivel conforme nos vamos aproximando al pie de monte.
En un punto, abandonamos el camino y cogemos una senda a la izquierda que nos ira adentrando en los dominios calizos de esta montaña mediterránea.
Atravesando pequeños, abandonados y a veces desmoronados bancales, vamos ganando altura en busca de un pequeño collado que nos asoma a un intrincado barranco, que tiene su cabecera en la loma cimera.
Hasta aquí hemos ido admirando la estética fachada meridional de la Penya, con su roquedo lleno de oquedades y grandes zonas desplomadas. A llegar al collado iba a cambiar el traje de esta montaña.
En este collado, convergen las dos lomas cimeras de sendas penyas, la Migjorn con 1226 m. y la Migdia de 1216 m. Hacemos una breve parada antes de acometer la última rampa hasta el vértice geodésico.
Desde aquí se alcanzan unas extensas panorámicas, de las que se divisan varios de los gigantes alicantinos; el techo de la provincia, Aitana; el tridente de la Marina, Puig Campana, Ponoig y Cabal, la cercana Sierra del Cabeço d'or y el desafiante Maigmo, tapando casi por completo el objetivo de mañana; la Sierra del Cid.

Xixona, conocida por sus turrones y helados.
La Penya Migjorn en toda su extensión.


Abandonada la pista, un sendero nos va aproximando hacia la Penya.

La fachada calcárea, con sus grandes oquedades...

… donde las calizas adquieren su característico tono naranja.




Collado a 1.115m. que separa el Bco. del Tío Pintado del Bco. del Malito

El terreno se endereza, atrás queda el collado mencionado y se afronta la subida final.

A pocos metros de la cumbre; la Penya del Migdía 1.216 destaca airosa.


Puig Campana, Ponoig y Cabal. Las tres Sorores alicantinas.


Penya Migjorn 1.226 m. al fondo el Maigmò.
Iniciando el descenso hacia la Cueva de los Corrales.

Cueva de los Corrales; ruinas de una casa y un pozo.

Un superviviente de la sierra; el almendro tumbado.

De vuelta al inicio; con la Sierra del Cabeço d'Or al fondo.

Abandonados almendros enmarcan el Migjorn y nos despiden de la misma.


Las ruinas del Castillo de Torre Grossa siglo XII

Bajamos de la cima con dirección oeste hacia el Collado del Clot, pero antes de llegar se deriva un ramal en busca del Barranco de la Cueva de los Corrales. Caminando por ella apreciamos la otra cara de la montaña, formada por acusadas laderas donde agarra el matorral bajo y algunas carrascas dispersas. Llegamos a la Cueva de los Corrales (un corral en ruinas y un pozo, es lo que hay), aquí hacemos una parada a reponer algo sólido, aunque alguno se muestra con hambre y se come hasta los gamones, jajaja.
De nuevo en marcha, ahora la senda, toma rumbo norte siguiendo el eje del Barranco de la Cueva de los Corrales, hasta que traspone la Mitja Querena y volvemos a dar vistas al Valle de Jijona. Por estas laderas meridionales, poca vegetación se agarra a esta tierra semiárida, un inclinado almendro, nos muestra que antaño todo estaba cultivado.
Sin más dilación, la senda nos enlaza con la pista que precede al tramo asfaltado y por terreno ya conocido acabamos esta rutilla, en los restos del castillo, donde habíamos empezado y que nos ha llevado a recorrer otro de los gigantes alicantinos.

Y así acabo la excursión.

 
Recorrido: 11'1 km
Tiempo aprox: 3:30 h (sin paradas)
Desnivel: 766 m
Dificultad: Media

LA SILLA DEL CID (El Yunque de Piedra)

Montaña emblema de la comarca del Vinalopó. Se alza entre el litoral Mediterráneo y la antesala de la meseta manchega. Esta muela rocosa, a modo de herradura, presenta unos imponentes lienzos rocosos, levantados sobre acusadas pendientes. Solo sus laderas a poniente, ofrecen un declive progresivo hacia el llano, por donde discurre mansamente el río Vinalopó y se asienta la industrial población de Elda.

Para la siguiente excursión, me base en una ruta circular, que miré en el blog especializado en la montaña alicantina; apatita.com. Esta se mostraba muy completa, dando un rodeo a esta sierra, incluyendo sus dos cumbres señeras. Como no me he descargado el track, tomo los apuntes necesarios, que decían lo siguiente "...ruta por sendas y pistas, en parte no señalizadas. Problemas de orientación si no se conoce la zona. Es un itinerario que requiere GPS o tener muy clara la ruta en el mapa, la primera vez que se hace..." Con esa introducción, veríamos que resultado nos saldría.
Comenzamos la ruta en la denominada, Cova del Forestal, lugar accesible en vehículo desde Petrer. Al poco de salir, unos 300mts. dejamos el sendero principal PR-CV 36 8 (que tomaremos para el regreso) y cogemos un desvío a la dcha.que nos lleva al pozo de la Font del Pí de L'Aire. Cruzamos una pista asfaltada y descendemos al lecho del Bco. del Sit, continuamos unos 400mts. y salimos de el. Trasponemos una loma y tomamos una senda que se introduce por el Bco. de Cento. Tras recorrer 1 km lo abandonamos, para tomar una senda a mano dcha.(hito).
Y aquí viene la confusión y error. Según la descripción decía; "Tras salir del Bco. de Cento, continuamos por una pista que sale a otra pista asfaltada." Realmente al salir del mentado barranco, se sale a una pista asfaltada y por lógica seguimos hacia la izda. en ascenso,esta pista sube a las antenas. La descripción decía, que se cruzaba esa pista asfaltada y se seguía por una pista de tierra al otro lado. Pero no vimos esa pista y nos fuimos por la asfaltada en continuo ascenso hasta llegar a las antenas que se sitúan, 200 metros al suroeste del pilón que marca los 1.103 metros del Cid.
Bueno, una vez aquí, retomamos la ruta original que ya no perderíamos en lo que restaba de itinerario.


Las poblaciones de Petrer y Elda, se funden a los pies de la Sierra del Cid.

Durante los primeros compases de la ruta, la formación rocosa llamada el Batech, vigila nuestros pasos.

La ruta transcurre por lechos de algunos barrancos, como este del Sit.

Seguimos por dicho barranco, para más adelante abandonarlo e introducirnos en otro.

El pedregoso lecho del Barranco de Cento...

… que seguiremos durante un kilómetro.

Ganada la parte alta de la sierra, hallamos este oxidado poste de senderos; PR-CV 342 procedente de Monforte y el 325, que viene de Novelda.

Dejamos atrás las antenas de telecomunicaciones, previas a la cima del Cid.

Cumbre del Cid 1.103 m. Una mirada a otro gigante alicantino; Maigmò.

Las denominadas mamas del Cid, desprendidas al este de la cuerda principal. 

Recorriendo la carena principal, con una orientación suroeste a noreste.

Seguimos por la carena; en el centro de la foto apreciamos una de las mamas.

Bonita estampa, donde apreciamos la senda pegada a los cortados. Por aquí se desprende una senda, que se cuela por el paso del Comptador y se dirige al paraje de la Rabosa.

Una visión de lo que nos queda hasta coronar la cumbre de la Silla del Cid.

El gigante vecino del Cid, el majestuoso Maigmò.

La acumulación de piedras que conforman el hito cimero de la Silla 1.127 m.

Todo el perfil que hemos recorrido desde la cima del Cid. 


Bajando de la cumbre, te encuentras con paredones que caen hacia el sur.

Bueno esto se termina, pero antes una vista hacia ese mini-Cid, llamado Los Castellanets.


Recorrido: 15´9 km
Tiempo aprox: 5:15 h (sin paradas)
Desnivel: 945 m
Dificultad: media/alta (sobre todo por la orientación)

8 comentarios:

  1. ¡Hola, Javi! Bien aprovechado el tiempo para hacer la visita a esos hitos emblemáticos de la montaña alicantina, que tan desconocida es para mí. La verdad es que nos cuesta, por tiempo y distancia, acercarnos a las feraces montañas alicantinas. Nos tenemos que conformar con entradas como ésta para darnos cuenta de los valores montañeros que encierran.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si!! la verdad es que aprovechamos el fin de semana, para tachar del cuaderno, estas dos montañas, que como bien dices entrañan unos valores excursionistas indiscutibles.
      Saludos

      Eliminar
  2. Hola Javi.

    Que ya había entrada nueva y yo sin enterarme. Muy chulas estas dos moles molas de la caliza alicantina, qué como dice Emilio, nos pilla algo más alejadas, cuando venimos de Valencia, y nos solemos quedar en las primeras montañas del norte de Alacant pero por lo visto aquí y en otros sitios, bien merecen una visita.

    Además, recuerdo bajando a Alicante por Albacete en una ocasión que fuimos por allí, desde la autovía aparece una perspectiva del la Silla del Cid ( o de alguna de sus mamas ) que es verdaderamente sobrecogedora, y recuerdo que me dije que habría que subirla en alguna otra ocasión.

    Si algún día, dan mal tiempo a tus alrededores y buenos en la Sierra de Grazalema en Cádiz o la Sierra de Xures en Orense, veo que te vas para allá, jajajaja.

    Un abrazo para los dos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Toni.
      Pues si, la verdad es que cuando hay plan definido a donde haga falta, jejeje.
      Seguramente la visión que visteis fue la misma Silla del Cid, que cuando vas por la autovía, a la altura de Petrer destaca de manera poderosa.

      Saludos a la familia conquense.

      Eliminar
  3. Hola Javi,

    Publicas poco, pero cuando lo haces, que gozada de entradas que nos presentas siempre, merece la pena esperar para poder disfrutar de tus aventuras.

    Me han gustado mucho las dos rutas por la caliza alicantina, y encima rutas con subidas por canales incluidas, por no hablar de las impresionantes vistas que nos habéis regalado.

    Cada vez me gustan más las montañas de Alicante, lástima que me pille tan lejos, que sinó estaría siempre por allí...

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hello David!!

      Lo mismo podría decir yo del Pirineo catalán, nos pilla tan lejos, que solo vamos en contadas ocasiones.

      Si que es cierto que distancio mucho las publicaciones, ya me gustaría que fueran más seguidas, pero me vuelvo algo vago,jejeje

      Saludos

      Eliminar
  4. Hola Javi.

    Ya puede ser duro el turrón, que teniendo un buen yunque para partirlo...

    Gran doblete alicantino, con dos de sus cimas más representativas, que nos quedan bastante alejadas, ya sabes que a mi me cuesta poco escaparme en el día al sur, sin ir más lejos ayer, pero tampoco es mal plan escaparse un fin de semana entero y matar dos pájaros de un tiro.

    Salut i gelats fesquests!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hello Dani!

      Pues si, con buen yunque, jejeje. La verdad es que llevaba tiempo planificando un finde así, aprovechar y ya que nos queda un pelín retirado conocer dos montañas que no tenía recorridas.

      Y si, ya se que tu también pones la furgo mirando para Alicante y hala, a disfrutar de sus montañas. No dudo, que lo volveras hacer ;)

      Salud

      Eliminar