Traductor

viernes, 19 de enero de 2018

VUELTA A LA SIERRA DE PARTACUA

 
 
 
Piedrafita de Jaca es un apartado y pequeñito pueblo fuera del eje principal del Valle de Tena, su principal atractivo natural es tener la abrumadora Sierra de Partacua, por encima de sus casas. Desde aquí iniciamos este nuevo periplo de la saga Vuelta a…en esta ocasión la Sierra de Partacúa, quizás más conocida si decimos Peña Telera, ya que es conocidísima su vertiente norte, todos los inviernos por sus canales y corredores. La nueva ruta nos dará a conocer sus dos vertientes, ya la nombrada norte y la menos conocida y con aires de salvaje sur.

Salíamos  pues, de la citada población siguiendo la indicación hacia el conocido ibón, pronto pasamos por la entrada del Parque Faunístico de Lacuniacha. El camino va trazando amplias lazadas, que un senderillo se encarga de atajarlas; dejamos en un costado el Refugio deras Planas mientras al frente se nos presenta la majestuosa y solemne Peña Telera; la cumbre emblemática del macizo. Observando estos lienzos, de vertiginosa caída vertical, no es difícil imaginarse un pedacito de Dolomitas.
El sendero asciende junto a un pequeño arroyo fruto del desagüe del ibón, este se encuentra bajo mínimos, acusando un prematuro estiaje. Lastimosa imagen.
Desde el ibón el recorrido cambia de dirección y ahora se dirige hacia el oeste, hacia el lugar denominado La Rinconada. El trayecto hasta allí es un continuo sube y baja, donde en todo momento vamos viendo las diferentes canales que han dado fama a esta sierra.




 
 

El Ibón de Piedrafita




Pasamos junto a unas surgencias que forman pequeñas charcas, paramos un momento a refrescarnos los pies. Continuamos la marcha; ayudándonos del mapa, vamos intentando identificar los diferentes pasos que ofrece esta muralla para ser rebasada, una muralla que parece haber sido rayada por las uñas de un gigante sobre un lienzo de barro. Poco a poco nos vamos acercando al lugar conocido como La Rinconada, hacia su derecha las elevaciones de As Forcas, con la Peña Calcín 2175 como máxima elevación y en la parte izquierda la Canal del Pan, paso natural de la extensa muralla que hemos ido recorriendo por sus faldas y que supone la manera más natural de trasponerla y dejarnos caer en las postrimerías de la vertiente sur.
Siguiendo los pertinentes hitos, vamos ganando altura entre el cascajal que se desprende de la canal, la débil senda se va empinando cada vez un poco más hasta que te introduce ente las dos paredes rocosas que marcan el inicio de la Canal del Pan. Alejandro va primero y yo me espero apegado a la pared derecha, efectivamente y por lo que preveíamos, aun teniendo cuidado, desprende varias piedras que ruedan canal abajo. La superación de la canal, tiene tramos en los que hay que hacer uso de las manos, si llegar a ser escalada. Superada esta, llegamos al recinto donde descansa el solitario Ibón de Bucuesa.

La Gran diagonal, el corredor más conocido de Telera.



 
 



El corredor de la Z y a su derecha la Canal de Pacines.




La Canal del Pan vista desde abajo si os fijáis veréis al compañero subiendo.


Y vista desde arriba.


Este no es un ibón muy grande más bien pequeño, pero a buen seguro pasa por ser uno de los más escondidos y solitarios del Pirineo. Aquí damos por finalizada esta primera etapa. Montamos la tienda, metemos unas latas de cerveza en el agua y acondicionamos una zona para cocinar; mientras nos refrescamos los pies, uno piensa que estos momentos no tienen precio.
Hace una noche calmada, templada, poco a poco los últimos reflejos se extinguen apoyados en la parte alta de Peña Retona 2781m, mientras al otro lado ya hace rato que las sombras han enmascarado a la Pala de Alcañiz 2763m y a Somola Alta 2680m.


 










Amanece y abandonamos el lugar de campamento. Nos encaminamos a buscar por la zona llamada La Canal, el único lugar accesible para dejar estos lares. Desde un pequeño promontorio, visualizamos la Ribera D’as Canals, origen del Río Aurín; la clave está en localizar un gendarme que se yergue en mitad de la canal que se amolda a las escarpadas laderas de Somola Baxo y que hay que sortear por su derecha. Vamos encontrando algún derruido hito y alguna marca de P.R. bastante descolorida, una corta destrepada y sigue la traza bajando, al abrirse la canal atravesamos una pedrera en abanico antes de llegar a un amplio prado repleto de flores. Por aquí ya se marca una leve senda, que en adelante se ira afianzando; atrás queda el gendarme y la canal.
La senda bastante amena circula a cierta altura sobre el río, que en un aprisionamiento de rocas forma el Salto Churrón, con una cristalina poza formada en su recepción. Pasada esta zona, la senda aboca a un camino en una zona salpicada de pequeñas bordas pastoriles. Ahora hemos de estar atentos a localizar el camino que se desprende a mano izquierda y va remontando el Barranco del Cecutar. Aparece un camino que nos hace dudar, miramos el mapa y lo desestimamos. Seguimos descendiendo; aparece otro camino a la izquierda justo antes de cruzar un puente bajo un torrente, pensamos que es el Cecutar y nos metemos por el poco marcado camino; ¡¡tachán!! este desaparece a los cincuenta metros. Debe ser el desestimado comentamos de mutuo acuerdo, pues hala, a remontar los doscientos metros que hemos bajado.



El Valle de Acumuer.



 
 
 
 
 
El Circo de Canals.
 
 
 

Ahora ya por buen camino, vamos remontando el camino con un sol de justicia; a nuestras espaldas se alza el alomado monte de Bacún 2195, mientras el camino lacea y se enfila a su final, en una zona de pastos con el incipiente Arroyo del Cecutar. Estamos en la zona llamada Plan Digües, bajo O Petruso 2189 y Peña Gabacha 2167; hacemos una pausa para refrescarnos en el arroyo, antes de acometer el ascenso al paso de O Pilón de Acumuer 2010 que permite el acceso a Plan de Usabas, cabecera del Barranco Puerto de Biescas.
Cada uno tomamos el ascenso a nuestro antojo; mientras Alejandro se decide por tomar una empinada ladera de las faldas de O Petruso, yo atravieso un torrente seco y por pastizales, conecto con la senda semiperdida que me conduce directo al O Pilón de Acumuer, este paso hace honor a su nombre y una enorme torreta de piedras marca la divisoria del Valle de Acumuer con el de Tena. Unas buenas vistas se gozan de tan  marcado collado; hacia el oeste Bacún Norte 2195 algo eclipsado por el Pico Zecutar 2052 la inmediata Peña Gabacha 2167 que oculta por completo al Zarrambucho 2571, la cercana Peña Parda 2657 que se queda un escalón por debajo de Peña Telera la reina, hacia el otro extremo del valle se encuentra las Peñas de Aso 2111 que quedan bajo la sombra de la Sierra que estamos circunvalando.



 
 
 
 



Una vista de pájaro desde O Pilón de Acumuer, al fondo el Refugio de Usabas.


Bajamos por un erosionado sendero, en busca del Refugio de Plan
d’Usabas que lo tenemos a vista de pájaro, nunca mejor dicho. Este se encuentra en excelente estado, hallándose en él, sillas de camping, mesas, escoba, recogedor y una estantería con diversos productos; véase, aceite, café, sal, azúcar y hasta una botella de mistela, que será catada al final de la comida, jeje.
Abandonamos el refugio y proseguimos la ruta, ya en su recta final. Estamos a principios de verano y se nota en la cantidad de flores de montaña que vamos encontrando a nuestro paso; en la espesura del bosque cantidades de bojes engalanan la senda, mientras el rumor del arroyo se torna cada vez más ruidoso. El final del sendero nos deja muy cerca de la Fuente de Santa Elena, a pie de carretera; aquí termina esta travesía por unas de las sierras mas peculiares del Pirineo.






Atrás se quedan las bravas cimas de un macizo quizás poco visitado en esta estación, aparte de su cumbre insignia, Peña Telera. Con este recorrido se ha conseguido tener una visión de sus dos vertientes, conociendo parajes muy poco visitados y quedando para un segundo turno la corona de Partacua.
FICHA TÉCNICA
SISTEMA: Pirenaico
MACIZO: Partacua
INICIO: Piedrafita de Tena
LLEGADA: Fuente de Santa Elena
DISTANCIA: 38 km
HORARIO: 11horas repartidas en dos días.
DIFICULTAD: Alta
DESNIVEL: 1550 +
CARTOGRAFÍA: Valle de Tena ED. Pirineo E: 1:40.000
ACCESO: Desde la carretera principal del Valle de Tena, tomar el desvío a Piedrafita de Tena, una vez pasado el Búbal.
OBSERVACIONES: Buenísima travesía, que nos permite conocer las dos vertientes de una sierra, que aunque tiene sus adeptos (sobre todo en invierno), queda bastante olvidada en su conjunto. El tramo más complicado es el ascenso por la Canal del Pan, con tramos en los que hay que hacer uso de las manos ¡atención con algún tramo de roca suelta! su dificultad la valoro de IIº.
Toda su vertiente meridional, es de una fuerza paisajística conmovedora, soledad y más soledad.
 


12 comentarios:

  1. Hola Javi.

    A través del blog del amigo Dani, he dado con el tuyo, así que está es la primera entrada que leo, que para empezar no esta nada mal.

    Una Sierra de Partacúa que debido a la cercanía de los tres miles de la zona de Panticosa, se queda eclipsada, pero que tiene algunas cimas muy bonitas, y rincones casi vírgenes, como el Valle de Acumuer, cuyos acceso son bastante largos, lo que no invita a conocerlo.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eduardo y bienvenido.
      Pues sí, ya hacía tiempo que me rondaba la idea de circunvalar esta sierra y la verdad que no me ha defraudado, bastante salvaje en comparación a otras zonas más conocidas del Valle de Tena.
      Seguiremos visitándola siempre que podamos.

      Saludos y gracias por visitar el blog.

      Eliminar
  2. Hey Javi.

    Como de costumbre, excelente relato, una vez más ha valido la pena la espera ;-)

    Las mismas sensaciones que transmites tu son las que me quedaron a mi cuando visité esta sierra y su reina Telera, una cara norte bien visible y altiva, espectacular con sus paredes y corredores míticos, y una sur, más discreta y desconocida, que está como oculta, pero que también es muy interesante y con un toque salvaje y aventurero.
    Envidiable esa velada en el Ibón de Bucuesa, como bien comentas una de las joyitas menos conocidas y visitadas del Pirineo.
    Ya sabes, cuando tengas planificada otra "Vuelta al..", que yo sé que tu cabecita no deja de carburar planes montaraces, me lo haces saber, y si puedo, me apunto. Además, a ver si nos vemos pronto, en el monte a poder ser, y nos ponemos al día.

    Salud y rocanrol!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey Dani!!

      Si, bueno, me gustaría publicar más a menudo pero estos meses atrás andaba de una pereza, jajajaja.
      Como tu ya conoces, esta sierra bien merece una o varias incursiones, bien por el sur o por el norte, su belleza enamora.

      Si la verdad lo de acampar en el ibón fue un puntazo, vaya noche templada y solitaria tuvimos, rodeados de varios picos a los que ya les he echado el ojo.

      Descuida, que cuando tenga otra vuelta en ciernes ( ya estoy en ello, jiji) te lo hago saber.

      Hemos de quedar en breve!!! para sendear y birrear.

      Eliminar
  3. Ya era hora Javi!!! Estupenda rutaza que has publicado. Una de las muchíiiisimas zonas que desconozco y que habrá que poner en pendientes....Así no hay manera de calmar el ansia jeje.
    Un abrazo

    Casiaventurilla

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, hora ya era de publicar, jejeje.
      Ya ves que siempre tenemos zonas más o menos desconocidas y que pasan a al saco de las pendientes. A mi me pasa igual, jiji.
      Y bueno mejor tener ansia a que nos desborde la monotonía.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Mr. Nieto come back!! Ya tenía ganas yo de leer tu relato y tus fotos. Ya te dije en el comentario que a ver si este año, la pereza no te apresa tanto y nos regalas alguno más de la cuenta ;-)
    Tengo que decir que de lo poquito que conozco de los Piris realmente, es siempre en rutas veraniegas y salvo alguna excepción, bastante masificadas, por lo que estas rutas por vertientes más desconocidas, ibones nada famosos, canales muy poco holladas, refugios solitarios, birras al borde el Ibon, etc. Todo eso me conquista desde el principio.

    Seguimos atentos.

    Enhorabuena Javi.
    PD.: si este año planeas alguna por mis tierras, sea Serranía, Alto Tajo o Sierra de Albarracín, avísame a ver si me puedo apuntar ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey Toni!!

      Si, la verdad que tardo en publicar, a ver si me puedo ir poniendo al día pues el cajón se llena demasiado, jajajaja.

      Esta sierra hacia un tiempo que le tenía perfilada, y poco a poco fui dando forma a la travesía y la verdad ha salido algo que mereció la pena andar.

      Descuida, de hecho tengo planeadas un para de salidas por esa tu zona, ya te avisaré.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. ¡Hola, Javi! Como siempre, una delicia leer tus entradas. Están llenas de amor por la naturaleza y pasión por disfrutar de ella. Qué puedo comentar que no hayan hecho los anteriores comentaristas. Darte la enhorabuena por esta espectacular travesía y ese excelente relato de la misma. A seguir publicando con más asiduidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hello Emilio!
      Gracias por el comentario. En eso estoy, en intentar publicar con más asiduidad.

      Saludos

      Eliminar
  6. Hola Javi!!!

    Me dejas sin palabras tras observar la belleza del entorno, no sigas así que me vas a obligar a comprar otra libreta para apuntar "imprescindibles"... jajaja
    La travesía, simplemente espectacular. Una gozada ver como estaba ese refugio, así da gusto entrar a comer tranquilamente, pero sobre todo esa noche en el Ibón de Bucuesa, y encima con cervecitas frescas.
    A ver si hay suerte y nos regalas una nueva crónica, que siempre es un placeer leerlas y disfrutarlas.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hey David!!

      Jajaja, la libreta no se termina nunca. Es bueno tener objetivos anotados, así nos vamos motivando.
      Si la verdad lo de dormir en el ibón fue de lo mejor de la travesía y las birra ya ni te cuento, jeje.
      Ya tengo pensada la siguiente entrada, yo creo que en un para de semanas estará casi lista, jiji.

      Nos vemos.

      Eliminar